Por qué me siento vacío y qué hacer para cambiarlo

Estamos tan desconectados de nuestro interior, de nuestra verdadera esencia, de lo que somos en realidad, que llega un día, que aunque hayamos conseguido las metas externas que creímos querer en un pasado, conectamos con ese vacío interior, donde nos falta algo.

Ahí, entramos en lo que llamamos crisis o vacío existencial donde todo lo que hemos construido se tambalea por falta de sentido.

Cuando esto ocurre, sin motivo aparente, es difícil de comprender por qué nos invade la apatía y la tristeza. Pero tiene explicación.